Lehman Brothers y Citigroup sobre la crisis financiera

oficinas bancarias

Lehman Brothers denuncia a JP Morgan y le hace responsable de su bancarrota.

Ver para creer. Y le piden ni más ni menos que algo más de 5.000 millones de dólares, ya que consideran que la actuación de JP Morgan fue la causante de la quiebra en el 2008.

Y es que JP Morgan, que actuaba como broker de Lehman Brothers, es denunciado por desviar, justo antes de que se declarara en bancarrota, “miles de millones de dólares en activos -colaterales-” que “eran de vital importancia” para haber evitado el final del gigante de la banca de inversión.

Está denunciado y el Tribunal de Quiebras de Manhattan, afirma que se han realizado con la posesión de información privilegiada.

oficinas bancarias

Desde JPMorgan, la demanda es infundada porque lo que llevó a Lehman al colapso “fueron decisiones mal asesoradas de Lehman y sus directores al asumir un endeudamiento arriesgado y redoblar las apuestas a las hipotecas de alto riesgo y activos inmobiliarios sobrevalorados, y no una conducta de nuestra firma”.

Las nuevas cifras macro que han salido no acaban de convecer al personal.

De hecho, en España se están revisando a la baja, por desgracia, las previsiones aventuradas por el Gobierno en reiteradas ocasiones, y esto ha hecho que el mercado haya reajustado sus expectativas en materia de crecimiento, y empieza a ser consciente de que ha podido ser demasiado optimista, sobreestimando la fortaleza de la recuperación.

Y es que no hay peor cosas que hacerse trampas al solitario, y ya hace 13 meses que se empezaron a hablar de la aparición de los brotes verdes y todavía no se ve ninguno por ningún lado. Los analistas de Citigroup en España se apuntan a esta idea. ¿Qué había hace 13 meses que hacía prever la recuperación y que hoy no se ve por ningún lado? Pues nada de nada.

José Luis Martínez, estratega en España de Citigroup, considera que hemos llegado al punto dende se necesitan medadas extraordinarias para una situación que se ha tornado en extraordinaria también.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*